Tan pronto como nos contacte por teléfono o correo electrónico, intentaremos iniciar un diálogo sobre cuáles son sus intereses e ideas para su estadía. Nos encantara ayudarle para sus actividades ya sean individuales, en parejas y/o en grupos, tenemos un gran interés en informar, aconsejar y ayudarlo a organizar las cosas que haga y como las desee. Conocemos el área personalmente y tenemos un buen contacto personal en casi cualquier asunto. Podemos ayudarlo a hacer acuerdos con conexiones locales. Excursión de pesca, tour al atardecer en nuestro bote catamarán, equitación, masaje en su villa, clase de yoga en la terraza, clase de baile, clases de surf y el uso de las tablas de surf.
Este es un lugar único en un entorno natural con vistas increíbles. Visítanos. Puede disfrutar de las energías de la naturaleza, el silencio, ir a la playa y, si lo desea, pasear por pequeños senderos naturales en el bosque cerca de las casas. También puedes caminar a pequeños restaurantes en Playa Maderas y Playa Majagual. Si quiere romper el silencio, puede ir en automóvil a San Juan del Sur e ir a los restaurantes, visitar las pequeñas tiendas y tal vez alquilar un bote. También puede ir a Rivas (20 kilómetros), tomar el ferry para ver Ometepe (desde Rivas), y también hacer un viaje a la ciudad colonial de Granada (80 kilómetros) y Masaya (110 kilómetros).
Si no quiere ir a ningún lado, podemos comprar su comida y también podemos cocinar para usted o podemos traerle casi cualquier tipo de pescado fresco y asado.
Si querés romper el silencio, te invitamos a visitar San Juan del Sur. Situado a tan solo 10 minutos en vehículo. San Juan tiene una pintoresca bahía que aún conserva el ambiente local original. Podés comer en los restaurantes, visitar las tiendas boutiques, alquilar un bote, o también salir de fiesta.
Granada es la ciudad colonial española mejor conservada. Cuenta con muchos edificios coloniales y está muy cerca de otras dos atracciones principales en este departamento: el lago de Nicaragua y el volcán Mombacho, un volcán imponente que tiene canopy y senderismo como ninguno. Granada es la ciudad más visitada por turistas en Nicaragua. El parque central es un buen lugar para comenzar su visita y comer el famoso vigorón.

Explora el bosque

La Villa Playa Maderas se encuentra en una propiedad de 30 manzanas con un bosque seco tropical en donde puede caminar solo por los senderos o lo podemos guiar y mostrarle la flora y la fauna.

Hay pocos lugares como el Howler Monkey Trail que ofrece la oportunidad de apreciar la flora y fauna salvaje en uno de los ecosistemas más ricos y cambiantes durante todo el año.

A solo unos pasos de las Villas podés tener a mano familias de monos aulladores, puercoespines, zarigüeyas, osos hormigueros y al menos 71 especies de vertebrados, de los cuales 27 son mamíferos, 13 anfibios y reptiles (incluidos lagartos y tortugas), y 31 especies de magníficos pájaros multicolores

PRESIONES AQUI: Para ver un documento especial sobre los madroños y sacuanjoches

El bosque seco tropical es el ecosistema tropical más amenazado. La mayoría de los árboles pierden sus hojas durante el "verano" o la estación seca pero su colorida floración compensa la pérdida de hojas y el paisaje adquiere un tono multicolor, que se alterna hasta la llegada del "invierno" o la temporada de lluvias, cuando todo se vuelve verde.

La flora incluye la tuna, teonoste y cardón, que dan color a  la vida silvestre. Simultáneamente, los árboles y arbustos como el Roble, Pochote, Elequeme, Madroño y Sacuanjoche colorean y perfuman el bosque, en el ciclo de vida continuo que gobierna este espléndido escenario entre el mar. y el bosque seco.

PRESIONE AQUI: Para ver documento sobre la vida íntima del mono aullador

El mejor lugar para ver la vida silvestre en su hábitat natural es el sendero Howler Monkey Trail. Sin embargo, la ubicación especial de nuestras villas cerca del bosque y el mar, permite al visitante al mismo tiempo apreciar la vida marina que interactúa con el ecosistema del bosque seco tropical.

En el ecosistema costero, los cangrejos, caracoles, pelícanos, fragatas y tortugas marinas que salen a anidar complementan el bosque seco, donde los mamíferos de tamaño mediano y pequeño, como el venado cola blanca, el agutí y las ardillas acrobáticas compiten con el estridente reclamo territorial de los monos aulladores, que posan para inmortalizar el momento en una imagen memorable para el visitante